Estamos por terminar un año más, por lo que los propósitos de año nuevo no se hacen esperar, pero, ¿por qué no implementar propósitos ambientales para cuidar el medio ambiente?

Cada año se producen toneladas de basura y desperdicios que no se aprovechan, una cifra que, indiscutiblemente, está acabando con nuestro planeta. Si tienes conciencia y buenos hábitos relacionados con el cuidado del medio ambiente, seguro sabrás que las grandes festividades son sinónimo de consumismo y de contaminación…

Exceso de empaques, compras a veces desproporcionadas, comida también en gran abundancia. En muchos casos, esto se traduce en un exceso de desechos. Y ni hablar de las festividades que se realizan en lugares públicos. Siendo así, es el momento ideal para reflexionar sobre el cuidado del medioambiente, disfrutar de una Navidad ecológica y establecernos propósitos ambientales de cara a un nuevo año.

Es necesario partir de una decisión, con la convicción de que cuidamos del mundo en que vivimos, para nosotros, nuestros hijos y nietos. Acompáñanos en Ecología Útil a conocer los más importantes propósitos ambientales.

10 propósitos ambientales para incorporar a tu día a día

Antes de comenzar, cabe añadir que estos son propósitos que podemos implementar en nuestra cotidianidad, no solo en lo que resta del año o a inicios del siguiente. Te proponemos que los implementes paulatinamente hasta que se convierta en un hábito. ¡Verás cómo el planeta te lo agradecerá!

1. Dona ropa y juguetes en buen estado

propósitos para cuidar el medio ambiente

Si estás en ánimo de renovar tus espacios y hacer limpieza profunda, también puedes convertir el reciclaje de ropa en uno de tus propósitos para cuidar el medio ambiente.
Esa camisa que hace años que no usas, ese vestido que guardaste desde el secundario y que no te volverás a colocar, ese juguete con el que tu hijo hace mucho que ya no juega. Todas son cosas que pueden ayudar a otras personas, aumentando el ciclo dela vida útil de nuestros objetos. Anímate y haz una donación de esas cosas que tengas, que no uses y que estén en buen estado.

2. Recicla correctamente

Otro de los propósitos ambientales que te conviene asumir e incorporar como parte de tu cotidianidad, es aprender a reciclar de forma correcta.
Si lo haces sin prestar mucha atención, lo más probable es que estés cometiendo varios errores. Documentándote un poco, aprenderás lo fácil que es, y estarás haciendo un aporte de gran valor para el cuidado de nuestro medio ambiente.
3. Usa la bicicleta y las escaleras
Beneficios de utilizar la bicicleta
¿Quién no se ha propuesto alguna vez, al inicio de un año, hacer más actividad física? La verdad es que todos hemos querido sumar un poco más de ejercicio a nuestra vida. Pero, además, esto se suma como uno de los mejores propósitos ambientales que puedes integrar a tu vida.
Si vives en una ciudad en la que es viable hacer distancias en bicicleta, ¿por qué no comprarte una y empezar a pedalear? No solo estarás ejercitando. También estarás ayudando a reducir la contaminación que generan los vehículos particulares y el transporte público.
Lo mismo ocurre con las escaleras. Si tienes que subir 18 pisos, es entendible que prefieras usar el ascensor. Pero si tienes que subir uno o dos pisos, ¿Por qué poner en marcha tus piernas? Estarás sumando actividad y gasto calórico a tu día a día, y también estarás aportando al medio ambiente.

4. Utiliza bolsas reutilizables

bolsa reusables

Entre los mejores propósitos para cuidar el medio ambiente que puedes integrar a tu cotidianidad, está el hecho de usar bolsas reutilizables. Imagina cuántas veces vas al supermercado a la semana, al mes, al año.

Si tus compras van en bolsas de plástico, ¿Te imaginas la cantidad de desechos y de contaminación que estás contribuyendo a generar? Utilizar bolsas reutilizables, de tela e incluso de materiales reciclados, es una ideal fenomenal.

Siempre tendrás tus dos o tres bolsas para las compras, son mucho más resistentes y además estarás ayudando a reducir la contaminación por plástico. Incorpora este hábito hoy mismo y verás como no querrás dejarlo.

5. Olvida las servilletas de papel

Sí. Sabemos que son prácticas y cómodas, pero también son muy contaminantes. Las usamos por montón, generando una cantidad importante de basura. ¿Qué tal si probamos con servilletas de tela? Dan el trabajo del lavado, pero tiene dos grandes ventajas.

La primera es que son reutilizables, por lo tanto, no producen basura al medio ambiente. La segunda es que son mucho más lindas y elegantes para vestir tu mesa.

6. Consume productos orgánicos

comida organica

La buena alimentación es clave para la vida, y por ello la sumamos a los propósitos para cuidar el medio ambiente. Y es que comer de forma saludable y orgánica no solo va a mejorar tu salud. También aportará su grano de arena para el desarrollo de economías del agro más sustentables, con el uso de menos químicos, con métodos más amigables con la tierra.

Los productos orgánicos van directo desde las huertas hasta tu mesa, en procesos menos industrializados y, por lo tanto, más naturales.

7. Haz tu propio huerto

Y de la mano con el punto anterior, ¿Qué tal si te planteas entre tus propósitos ambientales hacer tu propio huerto? Te sorprendería saber la cantidad de posibilidades que hay en este sentido.

Lo mejor de todo es que si no tienes tu propio jardín, no requieres de espacios demasiado grandes. Incluso en macetas en la ventana de tu departamento, puedes cultivar algunos productos para usar luego en tu alimentación. Sin duda que vale la pena probarlo.

8. Usa productos cosméticos ecológicos

propositos ambientales

Sumamos a nuestra lista de propósitos para cuidar el medio ambiente, la recomendación de que uses productos cosméticos, veganos y con ingredientes naturales.
Maquillaje, champús y productos para el cabello, cremas corporales… son cientos las alternativas eco-friendly. No solo sacan el máximo provecho a los ingredientes que nos ofrece la naturaleza, también muchos de ellos son libres de crueldad animal, pues no han sido testeados en seres vivos.

9. Utiliza ropa de segunda mano

Te sorprendería saber la cantidad de contaminación que genera cada año la industria de la moda. Por eso, una de nuestras recomendaciones de propósitos ambientales, es darle la oportunidad a la ropa de segunda mano.

Son muchas las ofertas de bazares y tiendas que vienen desarrollando este concepto. Ropa linda, de buena calidad y en perfecto estado, que puede perfectamente sustituir a las prendas nuevas, alargando la vida útil de cada objeto. El reciclaje de ropa también es una interesante opción a explorar.

10. Deja de comer carne animal

Y cerramos nuestro listado de propósitos para cuidar el medio ambiente con uno realmente importante, y que representa un cambio profundo en el estilo de vida. Dejar de comer carne es en primera instancia un acto de reconocimiento y de respeto por todos los seres vivos. Pero también es una apuesta a tu bienestar y a tu salud, optando por un estilo de alimentación más ligero, orgánico y en el que hay muchos excelentes sustitutos de las proteínas animales.

 

Y tú, ¿Ya tienes tus propios propósitos ambientales? ¿Implementas alguno de estos como parte de tu día a día? Anímate a contarnos cómo te va con ellos en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte!

Y si te interesa seguir aprendiendo sobre el tema y sumar tu granito de arena al planeta, no te pierdas este artículo en el que contamos sobre algunas consejos fáciles para cuidar el ambiente. ¡Nos encontramos con un próximo tema!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here