Las flores son creaciones de la naturaleza que llenan de color cualquier espacio donde crezcan. No importa qué tipos de flores sean porque todas tienen unas características especiales que hacen que cada una sea distinta y única.

No es casual por lo tanto que las flores sean el regalo ideal para celebrar un nacimiento, boda, cumpleaños, etc.

Cultivar flores requiere de muchos cuidados especiales, ya que no todas las plantas florales crecen en el mismo tipo de tierra, incluso cada una de ellas necesitan de cierta cantidad de agua diaria, fertilizantes, temperatura, luz y demás condiciones para garantizar su crecimiento óptimo.

Flores silvestres 2

Sabemos que a todos nos gustan las flores, pero no todos tienen la paciencia, los conocimientos, ni el tiempo suficiente para dedicarse a su cultivo, por lo que la solución a estos problemas está en las flores silvestres.

Flores silvestres fáciles de cultivar

Como bien dice su nombre, las flores silvestres son aquellas que prácticamente nacen por sí solas y apenas requieren de unos cuántos cuidados básicos para irradiar toda su belleza y esplendor.

Las flores silvestres son importantes para la ecología porque se reproducen fácilmente aún en circunstancias difíciles, como escasez de agua, ausencia de especies polinizadoras (abejas, aves, etcétera), entre otras adversidades.

Además, algunas de ellas son medicinales y sirven como especias para preparar sabrosos alimentos, como son el azafrán, la menta, la manzanilla, y la canela, entre otras.

Las flores silvestres han resistido muchos factores adversos, por lo que no entran en la lista de las especies en peligro de extinción.

Este tipo de flores se reproduce de dos maneras básicas, por polinización y por propagación. La polinización se produce gracias a la ayuda de aves, abejas, mariposas y otros insectos que traspasan el polen de una flor a otra.

Flores silvestres 3

De igual modo, la propagación se da cuando las semillas, producto de la flor caen en la tierra y nace una nueva planta. Algunas flores silvestres pueden llegar a ser invasivas debido a la facilidad cómo se reproducen, sin embargo, su presencia en los campos estériles son fuente de inspiración para todos.

Entre las flores silvestres más fáciles de cultivar destacan la malva, margaritas, canolas, amapolas, Jacinto, hortensias, diente de león, gardenias, lavanda, campanillas azules, romero, gerberas y tomillo, entre otras.

Si quieres tener un colorido jardín o macetas llenas de flores en la ventana pero no tienes tiempo para cultivarlas, entonces las flores silvestres son la mejor opción para ti.

Para saber más podéis consultar este artículo: https://www.sembrar100.com/flores/silvestres/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here