¿Cómo podemos ayudar al planeta en uno de los tantos problemas que lo aquejan? Bueno, reducir el consumo de agua dulce en nuestros hogares ya es un primer paso. Acá algunos consejos sencillos para lograr este cometido si te quieres sumar a la cruzada verde:

Ahorra agua dulce en el baño

Este es el principal lugar de la casa donde el agua se utiliza con menos eficiencia; algo lógico, si pensamos que es la habitación con más canillas, ¿no?

bathroom

Para reducir el consumo de agua debemos seguir algunos consejos, como tomar duchas cortas de unos cinco minutos, en lugar de largos baños de inmersión. También debemos cerrar la canilla mientras nos estamos cepillando los dientes, afeitando o lavando las manos; piensa que toda el agua que corre mientras hacemos estas acciones se está desperdiciando.

En la cocina también puedes ahorrar

Para no desperdiciar el agua al lavar los platos, debemos mojarlos y cerrar la canilla, para luego pasarles la esponja y, finalmente, volver a abrirla para el enjuague. No usar agua en exceso para la cocción, por ejemplo; no hace falta llenar una olla grande para hacer una pequeña porción de arroz. Tampoco hay que descongelar alimentos bajo el chorro de agua; se deben sacar con suficiente tiempo o utilizar el microondas.

Lavar ropa y ahorrar al mismo tiempo

Pongamos el lavarropas en funcionamiento cuando tenga una carga completa; la opción de media carga consume más de la mitad, por lo cual es preferible hacer un lavado completo que dos a media carga. También podemos reutilizar el agua del desagote juntándola en un balde y emplearla luego para el regado del jardín.

Otros consejos para optimizar el ahorro de agua

Hay que reparar las fugas en canillas, inodoro, caños, etcétera. Un pequeño goteo que parece insignificante puede representar un volumen considerable de agua desperdiciada a largo plazo. También hay reductores de caudales para controlar la cantidad de agua que sale por la canilla; ésta es otra buena opción y un ecotruco para ahorrar agua que no debemos ignorar.

wc

Lavar el automóvil con baldes y no con una manguera para evitar el derroche, y regar las plantas reutilizando el agua descartada en la casa o recolectada en tachos gracias a la lluvia son otras dos opciones válidas para cuidar el planeta.

Cuidar el agua dulce es algo que todos debemos hacer empezando por tomar conciencia para luego ponerlo en práctica. Quizás parezca que lo que uno puede ahorrar es poco, pero esa pequeña cantidad multiplicada por los millones de habitantes se hace significativa a gran escala y es lo que ayudará a preservar nuestro planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here