En la actualidad muchas personas prefieren consumir agua embotellada en lugar del agua de grifo. Pero existen tantas razones para no comprar agua embotellada como razones para salvar nuestro planeta y, precisamente, estas dos están bastante relacionadas. La diferencia entre estas dos opciones, incluso, va más allá del precio. Veamos…

Razones principales para no consumirla

Una de las razones que más debe importarnos es el impacto que tiene su consumo en el medio ambiente. Uno de los mayores inconvenientes del agua embotellada consiste, precisamente, en el proceso de su embotellamiento.

plastic-bottles

El plástico es un material muy difícil de digerir por nuestro planeta y, en su mayoría, las botellas que desechamos van a parar al medio ambiente, ensuciando ríos, parques y ciudades. Pero por si esto no fuese suficiente, incluso las botellas que desechamos para reciclar terminan en un gran porcentaje en vertederos, no cumpliendo así con el ciclo del reciclaje.

El agua de botella cuesta mil veces más que el agua de grifo, partiendo del punto de que son prácticamente lo mismo. Sobre todo si sabemos que el agua de grifo es más regulada en su proceso de potabilización que la de botella.

Cuando se consume agua de botella se le resta importancia al agua de grifo, pero no solo por la comunidad, sino también por parte del gobierno, que en general no destina los fondos necesarios para que los sistemas de acueductos estén en óptimas condiciones.

Otras razones para no comprarla

  • El transporte del agua embotellada consume millones de litros de combustible.
  • Embotellar el agua, también, consume una gran cantidad de recursos naturales.

plastic-bottles2

Por esto es que también es nuestro deber adoptar medidas para contrarrestar la difusión que las compañías realizan para incrementar el consumo de su producto comercial.

Soluciones que nos ayudarán tanto a nosotros como al planeta

  • Solicitar inversiones para mejorar el suministro de agua potable.
  • Instalaciones de bebederos de agua potable.
  • Prohibir la venta de agua embotellada en las escuelas y oficinas.

Son muchas las posturas que podemos aportar para evitar la contaminación, incrementar nuestros ahorros y ser más saludables en nuestro día a día. ¿Qué tal si comenzamos, por ejemplo, por consumir agua de grifo?

Es verdaderamente un gran trabajo el que realizan las compañías embotelladoras de agua por convencernos de que es mejor tomar agua envasada en sus fábricas y, por el contrario, es muy poca la difusión que se le da a la información que estimula el uso del agua de grifo para consumo humano. ¿Y tú qué opinión tienes al respecto?

Te invitamos a que te tomes unos segundos para reflexionar, y si ya tenías información sobre este tema, compártela aquí mismo para que otros puedan apoyar también esta causa ecológica.