Ya ha llegado el momento de darle un uso a esa cantidad de CD y DVD que tenemos en casa y que ya no despiertan en nosotros ningún interés. Reciclar es la manera más productiva y ecológica para darle una nueva utilidad a todo aquello que pensamos que ya no nos sirve.

La moda que hoy es cosa del pasado

Seguro que ni nos acordamos de aquellos CD piratas que grabamos hace quince años, cuando estaba de moda la Oreja de Van Gogh; bueno, ni de los de la Oreja de Van Gogh ni de los de muchos otros. Y seguro que están por ahí cogiendo polvo, y es hasta probable que ya no tengas aparato donde reproducirlos. Y es que hoy en día las memorias externas, los móviles y los iPods han relegado un poco los CD y DVD al olvido. Por eso ¿qué mejor objeto que este que abunda en nuestro hogar para empezar a reciclar?

CD2

Pues si no sabes qué hacer con ellos y con conciencia ecológica prefieres no tirarlos, entonces aquí tienes alguna idea…

Sencillos posavasos

No hay nada más fácil que convertir un CD o DVD en un moderno y original posavasos de tamaño considerable.

Aquí podremos hacer tantos diseños como se nos ocurran, solo hace falta tener ideas. Por ejemplo, seguro que en casa tenemos atlas o mapamundis que, con un poco de suerte, son tan antiguos que ni siquiera coinciden las distribuciones geográficas con las actuales.

Solo tenemos que poner el CD o DVD sobre dicho atlas y dibujar el contorno con el lápiz. Después lo cortamos con ayuda de unas tijeras y pegamos uno o dos recortes por cada lado, dependiendo del grosor del papel.

También se pueden decorar con papel de envolver que nos haya sobrado y esté mal recortado, y que no podamos utilizar para envolver otros regalos; con los sobrantes de telas estampadas que hayamos usado para coser; con papel maché; y con cualquier otro material que se pueda recortar y pegar a la superficie del CD.

¿Y con las cajas?

Con las cajas podemos crear útiles estanterías para objetos de poco peso.

cd3

  1. Abrimos las cajas y extraemos la parte negra donde se encajaba el CD.
  2. Se colocan dos cajas en ángulo recto y se pegan con silicona formando un cuadrado.
  3. Repetimos el paso 2 tantas veces como compartimentos queramos.
  4. Unimos los bloques de dos en dos y también los pegamos con silicona. Encima otros dos y así sucesivamente.
  5. Se puede colocar en la pared o poner una cartulina o cartón al fondo para que no quede hueca.
  6. Por fuera la podemos decorar con telas, papel decorativo o lo que se nos ocurra.
  7. Con doble fondo, podemos hacer también un organizador de zapatos para los chicos, por ejemplo.

¿Tienes alguna idea que quieras compartir con nosotros para reutilizar cajas o CD? Comenta en este artículo y déjanos saber.