Hoy vamos a presentarte un curioso animal: el numbat u oso hormiguero marsupial. Su especie es la de marsupial, como indica su nombre, y es el único representante de su familia, la Myrmecobiidae.

¿Cuál es el hábitat del numbat?

La población de este animal es muy escasa y solo habita en el suroeste australiano, zona de la que es emblema este mamífero que se encuentra amenazado, ya que el hombre poco a poco ha ido destruyendo su hábitat y también ha introducido especies de animales que le dan caza.

Numbat2

Conoce sus características

Los marsupiales son conocidos por tener una bolsa marsupial en la que sus crías terminan el crecimiento después de haber nacido, como por ejemplo los canguros. Sin embargo, el numbat no tiene dicha bolsa. En su lugar las crías recién nacidas se cuelgan de su pezón y allí permanecen unos cuatro meses hasta que están listas para salir solas al mundo exterior.

Después de crecer no son animales muy grandes; su cabeza y cuerpo rondan los 40 centímetros y su peso equivale apenas a ¡medio brik de leche! Son de color marrón y rojo aunque en la espalda poseen un cebreado de rayas blancas y negras que lo asemejan a un mapache. También tienen un hocico largo y puntiagudo y una lengua también larga y pegajosa con la que cazan termitas (unas 20 mil al día), que es de lo que se alimentan. Su nariz afilada le permite al numbat entrar en hoyos subterráneos con facilidad; es por estas características que se le llama oso hormiguero.

El numbat posee una cola que se asemeja a una escobilla de baño, de unos 20 centímetros de longitud, que le da agilidad y equilibrio. En lugar de dientes tiene unas especies de clavijas contundentes, ya que no mastica la comida.

Salvemos a los numbats

Actualmente el número de individuos de este animal ronda apenas lo mil, por lo que se han creado diversos programas de cautiverio y repoblación de esta especie.

Numbat3

La más importante es la del zoológico de Perth donde crían en cautiverio a varios numbats, y una vez al año envían a sus crías al hábitat natural para que puedan sobrevivir.

Y tú, ¿habías oído hablar de este animal? Comparte si te gustó este artículo con tus amigos, probablemente ellos no lo conozcan.

Imágenes: S J Bennett