El eucalipto juega un papel fundamental en nuestro día a día sin que nos demos cuenta. Nada más en España, se estiman que existen 760.000 hectáreas de eucalipto, lo cual es alrededor del 5% de las plantaciones del eucalyptus en todo el mundo. La protección forestal o gestión de montes es otro de los elementos fundamentales de la economía y el Estado español, siendo este un país privilegiado donde más de la mitad de su territorio es forestal.

Probablemente haya pasado por tus manos algún papel o hayas comprado algún mueble sin saber que la materia prima con la que fue hecho fue la madera de eucalipto ¿Te habías imaginado que esta planta medicinal tenía también estos usos comerciales? ¿Puedes inferir qué pasaría si no existiese un control estricto sobre la desforestación y la explotación no solo de eucalipto sino de cualquier plantación? Es aquí cuando hacen su aparición uno de los personajes principales de esa función: las entidades certificadoras de bosques sostenibles.

La importancia de las entidades certificadoras de bosques sostenibles: comercio responsable

Eucalipto | La importancia de las entidades certificadores de bosques sostenibles

Estas organizaciones son de naturaleza no gubernamental y tienen un único objetivo principal: verificar si las plantaciones que dan la materia prima forestal de los productos que recibimos en el día a día vienen de bosques sostenibles o no, en aras de fomentar la compra de aquellos que sí son amigables con el medio ambiente y nos permiten seguir explotándolo sin mayores riesgos.

Para entender qué sería un “bosque sostenible” es necesario tener en cuenta que, según el informe de la ONU “Nuestro futuro en común” es definido como “…el desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.”

 

¿Quiénes se encargan de este proceso de certificación?

Existen, principalmente, dos entidades certificadoras de bosques sostenibles a nivel mundial: la FSC y la PEFC. La FSC, o mejor dicho el FSC, es el Consejo de administración forestal (mejor conocido por sus siglas en inglés como Forest Stewardship Council), creado en 1993, justo un año tras la famosa Cumbre de Río para el desarrollo sostenible. Esta organización fue concebida y actúa como una organización de mandato mundial.

Por su parte, el PEFC (conocido por sus siglas en inglés como Programme for the Endorsement of Forest Certification Schemes), nación como una organización con mandato europeo que, aunque es un órgano consultivo de las instituciones gubernamentales de la Unión Europea, actualmente tiene un mandato mundial, llegando a representar el 70% de la superficie certificada del planeta.

La voluntad como clave del desarrollo sostenibleEucalipto | La importancia de las entidades certificadores de bosques sostenibles

Es necesario entender que, si bien estas entidades desarrollan una labor ardua y beneficiosa para el presente y futuro de la sociedad, promoviendo incluso cambios en la políticas forestales de la UE, la mayoría de los países ve su participación en la certificación de explotación y bosques sostenibles como de naturaleza voluntaria, por lo cual en esos territorios las empresas pudieran decidir no pasar por la examinación de ellas.

Sin embargo, no hay que menospreciar el papel de lo voluntario en nuestra actual sociedad globalizada, donde todas las personas somos más conscientes de problemas mundiales como el cambio climático y la escasez de recursos, por lo cual la opinión pública también cuenta para las empresas y van a buscar obtener estas certificaciones para atraer a más clientes y llevarse mejor con las instituciones gubernamentales y con las ONG.

Aunque España es uno de esos países en los cuales la certificación de bosques sostenibles es a voluntad de la empresa (aunque vale mencionar que se encuentra presente en la Ley de Montes), también es uno de los 15 países con mayor superficie forestal certificada como sostenible, junto a países como Canadá, EEUU, Australia, Finlandia, Noruega, Suecia, Alemania.

Así que ya sabes, cada vez que compres eucalipto en el súper, adquieras algún mueble o papel, verifica si cuenta con la certificación de la FSC o de la PEFC, de manera que contribuyas a la gestión responsable de nuestros recursos naturales, el desarrollo sostenible de la sociedad y, por supuesto, la limpieza de tu conciencia al saber que estás ejerciendo tu ciudadanía de forma responsable.

 

Además del eucalipto y la gestión forestal, te puede interesar…

Cuéntanos ¿Te llamaron la atención estos datos sobre el eucalipto y la gestión forestal tanto en España como en el mundo? ¿Conoces algún otro dato sobre estos temas que quieras compartir con nosotros? ¡Coméntanoslo! Estaremos felices de leerte 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here