En artículos anteriores se ha hablado de cómo el aceite, en general, es una de las sustancias más utilizadas en el mundo y para diferentes actividades. Si bien es muy usado, es necesario saber reciclar el aceite, pues puede ser muy dañino para el medioambiente. Además, hay tipos de aceites que son más utilizados que otros, como es el caso del aceite de palma. Sus usos se extienden hacia diferentes industrias como la de los alimentos y la cosmética; además, actúa como materia prima de múltiples productos de otras industrias. Aunque es un producto de uso común, es fundamental tener en cuenta que las consecuencias del aceite de palma puede ser muy perjudiciales tanto para el medio ambiente, como para la salud. En este artículo de Ecología Útil te contaremos sobre ellas.

Primero lo primero, ¿Qué es el aceite de palma?

consecuencias del aceite de palma

Para entender las consecuencias del aceite de palma es necesario considerar algunas de sus características principales.

En primer lugar, vale destacar que el aceite de palma es un aceite de tipo vegetal que se obtiene de los frutos de la palma africana. Como mencionamos en la introducción, el aceite de palma es uno de los más utilizados del mundo, compitiendo con el de soja. Lo anterior debido a su bajo coste de producción, la suavidad de su textura y su sabor agradable. Además, su nivel de oxidación es mucho menor que el de otros aceites.

A pesar de que este aceite se ha convertido en una opción para sustituir a las grasas hidrogenas, se han demostrado varias consecuencias del aceite de palma nocivas, tanto para la salud, como para el medio ambiente. A continuación indagaremos en cada una de ellas.

¿En qué productos encontrarás al aceite de palma?

Las consecuencias del aceite de palma se verán reflejadas en el uso de productos cotidianos como lo son:

  • Productos para untar, como la crema de cacao o las mantequillas.
  • Snacks, pasteles y otros productos procesados, como las galletas y las tostadas.
  • Los alimentos precocinados.
  • En productos de limpieza, como jabones y detergentes.
  • Cosméticos y cremas corporales.

El cultivo: Efectos del aceite de palma en el medio ambiente

consecuencias del aceite de palma

Nada tendría de malo consumir estos productos si no fuera por las consecuencias del aceite de palma. En primer lugar, se debe mencionar que este se cultiva de manera insostenible, por lo que contribuye a la deforestación y la pérdida de la diversidad de especies como los orangutanes y los tigres, las mariposas e insectos. El aceite de palma también afecta la flora que se cultiva en plantaciones no ecológicas.

Muchos de los incendios forestales provocados en los sembradíos se deben a la limpieza de terrenos donde se cultiva aceite de palma. La quema de este contamina la atmósfera. Sus efectos nocivos no solo perjudican el ambiente de un país, también contaminan el ambiente de los países vecinos.

La deforestación de los bosques y la conversión de turberas en Malasia e Indonesia (que juntos proporcionan aproximadamente el 85% de aceite de Palma del mundo) genera emisiones de gases de efecto invernadero significativo. Indonesia es el tercer mayor emisor de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo detrás de China y Estados Unidos.

Por otro lado, diversos estudios han comprobado que otra de las consecuencias del aceite de palma que cuando los cultivos de este aceite están situados entre 500 y 3.000 metros de distancia de diferentes cuerpos de agua puede tener efectos negativos para las especies acuáticas, alterando además los ciclos bioquímicos del recurso.

¡No! ¡Ahí no queda todo! Consecuencias del aceite de palma para la salud

Aunque las consecuencias medioambientales mencionadas anteriormente son de alta gravedad y tienen repercusiones claras sobre la salud de los individuos, por si mismo ─y directamente─ el aceite de palma es malo para la salud.

Entre los diferentes problemas que conlleva su consumo excesivo se encuentra el riesgo de aumento de los niveles de colesterol y posibilidad de sufrir complicaciones coronarias, debido a la gran cantidad de grasas saturadas que contiene.

Adicionalmente, el aceite de palma está compuesto por ácido palmítico, el cuál puede conllevar a un riesgo elevado de problemas cardiovasculares. Esto contando, también, con que el proceso de refinado del aceite de palma genera ésteres, sustancias que ─según lo mencionado por la Organización Mundial de la Salud─ tienen un efecto tóxico que puede derivar en cáncer, insuficiencia renal e, incluso, disminución de la fertilidad masculina. 

A modo de conclusión: El debate en torno a las consecuencias del aceite de palma

No. Las consecuencias del aceite de palma son innegables. Sin embargo, el debate continúa. Aunque los cultivos de este aceite fomentan la deforestación e impactan negativamente el medioambiente, muchos países y economías dependen de él. Entonces, en aras de reducir sus consecuencias, se han presentado posibilidades  como la creación de certificaciones gubernamentales que aseguren la producción sostenible de este, evaluando qué productos realmente requieren del aceite y cuáles no. Además, se propende por la creación de plantaciones reguladas adecuadamente, en los terrenos propicios, con el fin de reducir los niveles de deforestación.

Antes de irte, no dudes en contarnos tus opiniones acerca de las consecuencias del aceite de palma. Si conoces de alguna otra que deba hacer parte del artículo, ¡háznoslo saber! ¡Te leemos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here