Catemaco es un municipio situado en el sureste del estado de Veracruz, en una región llamada Los Tuxtlas en México, y su nombre significa casas quemadas. El puerto de Catemaco consta de varios lagos y lagunas, ríos, playas y poblaciones, aunque también esta lleno de misticismo. Entérate aquí

Hermosos paisajes, aventura y magia

La zona con más diversidad de Catemaco, del estado de Veracruz y una de las más altas del mundo es su lago, el Lago de Catemaco. Dicho lago de unos 120 kilómetros cuadrados y unos 8 metros de profundidad media hasta los 22 de máxima está alimentado por manantiales y tiene una vegetación tropical a su alrededor.

En el interior se cuentan 12 islas y las dos más importantes son la de los monos que es hogar de un mono mexicano en protección y la isla Agaltepec donde se conservan unas 63 especies de árboles, y además vive el gavilán caracolero quien se alimenta de tegoglos, unos caracoles de agua autóctonos y el mono aullador. Esta última está protegida y no se puede visitar.

Catemaco lago

Dentro del puerto de Catemaco está la reserva ecológica de Nanciyaga que es la zona de selva tropical más al norte del planeta.

Por sus alrededores hay animales como tepezcuintles, roedores de color pardo con manchas blancas que miden unos 70 centímetros y tienen cabeza grandes y orejas cortas; temazates, que son una especie de ciervos de color café rojizo no muy grandes; jaguares y otros animales de caza y varias especies endémicas de peces además de las mojarras, los tegogolos y los topotes que son peces tipo sardina.

Si, también hay otro tipo de magia

Pero además de la biodiversidad que existe, Catemaco es conocido por otra cosa, por ser la tierra de los brujos. Los habitantes de Catemaco tienen tradiciones ancestrales relacionadas con la brujería, medicina tradicional y mitologías indígenas.

Su fiesta grande es desde el tercer miércoles de marzo hasta el viernes. En esas fechas sanadores, shamanes, adivinos, curanderos, hechiceros y brujos de Catemaco y de todo el mundo se reúnen y realizan rituales.

Hacen un misa negra en la que buscan purificar y limpiar sus almas en un lugar relativamente escondido fuera de la mirada de los curiosos y después la orilla de la laguna se convierte en todo un espectáculo en el que hay bailes místicos con instrumentos prehispánicos y orientales y ritos de brujería.

¿Qué te interesa más de Catemaco, su paisaje o sus brujos? Comenta en el artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here