¿Qué pasa si eres feo? ¿Qué pasa si eres el más feo del mundo, o si solo lo pareces? Pero no te preocupes, no eres feo. ¿Feo? Feo es el animal que te vamos a presentar…

Estamos hablando del aye-aye, uno de los animales más feos que existe sobre la faz de la tierra, característica que le está costando la supervivencia.

ayeaye2

Dicho animal se encuentra en peligro de extinción, sí, y por ser feo… Procedente de la selva tropical de Madagascar y de la familia de los lémures, el aye-aye (Daubentonia madagascarensis) es un animal que en la actualidad corre mucho riesgo.

Feo, pero interesante…

Son animales nocturnos, arborícolas, de cola larga, con pulgares oponibles, pelo negro y de poco peso (un par de kilos apenas), con un tamaño que ronda los 40 centímetros y una cola más grande, de unos 60. Los aye-aye viven en las zonas altas de los árboles y no suelen bajar al suelo, y durante el día se esconden en una especie de nidos esféricos que construyen en las bifurcaciones de las ramas de los árboles.

Entre sus peculiaridades se encuentra el modo en que buscan su comida. Como si fuera un pájaro carpintero, cosa única entre los mamíferos, hace ritmos en la corteza de los árboles con su dedo alargado, el tercero, buscando zonas carcomidas, y gracias a su potente oído, digno de los murciélagos, las detecta y así puede llegar a las larvas de insectos ocultas. Es decir, usa el sistema de geolocalización para alcanzar su comida.

Pero ¿qué es lo que los amenaza?

Este animal se asemeja bastante a una rata, pero es mucho más rápido y tiene una gran capacidad de salto. Sin embargo, aunque se parezca tanto a las ratas, pertenece al grupo de los primates y está muy emparentado con los chimpancés, los simios e incluso los humanos.

ayeaye3

Aunque en la actualidad están protegidos por las leyes locales, son muy poco queridos por los habitantes de Madagascar, donde residen, y en cuanto se les ve, se les intenta dar caza. Esto se debe a que en la isla se tiene la creencia de que los aye-aye son animales endemoniados capaces de matar de una manera súbita y dolorosa a quienes apuntan con su tercer dedo, que es mucho más largo que los demás.

¿Qué te hace pensar este animalito? Si reflexionamos, es triste que su vida esté amenazada por su aspecto y por las creencias locales, ¿no? Comenta con nosotros tu opinión.

Imágenes :  Toshihiro Gamo, Frank Vassen, Cenz