Muchas personas creen que si se aumenta el número de organismos de una especie en un hábitat, puede resultar beneficioso, pero la verdad es que no siempre es así. En ocasiones el ecosistema se puede ver perjudicado, como sucede, por ejemplo, en el caso de los erizos de mar en los ecosistemas litorales. Aquí te comentamos qué es lo que está sucediendo en la actualidad…

Los erizos de mar, una población en crecimiento

Los erizos de mar, también llamados “garotas”, son organismos muy importantes en la correcta dinámica de los ecosistemas litorales en los océanos. “Los erizos se ubican en un nivel casi intermedio en la red trófica, puesto que se alimentan de algas y sus depredadores son peces (doradas, sargos, etcétera)”, menciona Bernat Hereu, investigador encargado del Departamento de Ecología en la Universidad de Barcelona.

urchin-sponge

En diversas situaciones de sobrepesca, por poner un ejemplo, la población de los erizos podría llegar a elevarse a tal punto de convertir los tapices y las praderas algales en submarinos blanquizales, menos productivos y de baja biodiversidad.

Pero las predicciones de este modelo general que se enfoca en vincular las diversas áreas marinas con la pesca excesiva, la elevada sobrepoblación de los erizos y la poca cobertura algal no siempre son cumplidas. “Esta correlación en general de los peces-erizos-algas suele no ser correcta”, señala Hereu.

La proliferación de erizos, ¿afecta los bosques algales?

Según el experto: “Podemos encontrar diversas reservas marinas que son ricas en erizos, peces y blanquizales, y otras en las cuales, por todo lo contrario, no encontramos tantos erizos ni peces, y los bosques algales estarían bien conservados. Esto nos dice que hay interacciones que actualmente se desconocen, que son capaces de alterar la dinámica del sistema y lograr desviar estos procesos”.

fish (2)

Para lograr descifrar los procesos que están afectando a la transformación de la mayoría de los bosques algales en blanquizales oceánicos, los investigadores realizaron un protocolo muy común de estudio en trece diferentes áreas marinas templadas alrededor de todo el mundo.

Este proceso no pareciera contar con un régimen lineal, sino que responde a diversos cambios abruptos sobre los ecosistemas marinos. En algún momento dado, el sistema ecológico podría colapsar, cambiando repentinamente y podría haber una grave pérdida en cuanto a la biodiversidad.

Seguir las investigaciones ecológicas nos brinda una visión más amplia de cualquier acción que efectuemos en el ambiente; siempre es interesante conocer nuevos enfoques y resultados. Es parte de una conciencia ecológica darle su debida difusión, por eso si te parece interesante este aporte, no te quedes con él, ¡compártelo!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here