Eres moderno, siempre estás conectado y parece que ahora el Internet es imprescindible, ¿no? Pero ¿te has preguntado qué le pasa a tu salud por consecuencia del uso del Wi-Fi?

Wi-Fi: mejor apagarlo por la noche

Hoy en día casi toda la gente que vive en el llamado “primer mundo” tiene Internet en casa. Todos tenemos Wi-Fi en nuestros hogares, hay Wi-Fi gratis en las plazas, en las tiendas, en los estancos, en las bibliotecas y, prácticamente, en cualquier edificio público.

broadband (2)

Internet tiene una influencia diaria brutal en nuestras vidas; miramos Internet continuamente para casi todo. Pero ¿es conveniente usar tanto el Wi-Fi? Desde un punto de vista de la salud, ¡rotundamente no!

Efectos perjudiciales de la Internet inalámbrica

El aparato chiquitito que tenemos en casa que nos provee Internet inalámbrica, aparentemente inofensivo, es un cacharro que emite unas ondas con efectos muy nocivos para la salud. Las radiaciones electromagnéticas que envía tienen una elevada potencia que nos daña y ¡de qué manera!

La exposición prolongada a dichas ondas está vinculada con la aparición de ciertos tumores o cánceres. Aunque no está científicamente demostrado al día de hoy, ya hay muchos estudios que consideran ciertas estas afirmaciones. Además, muchas horas de estas ondas nos pueden causar dolores de cabeza, migrañas, mareos, fatiga o cansancio, hiperactividad y problemas en los ciclos del sueño, sobre todo en los niños.

sleep

Además del Wi-Fi, estamos rodeados de ondas electromagnéticas procedentes de antenas, ya sea de televisión, de telefonía, etcétera. En nuestros trabajos, nuestros sitios de ocio, y casi en cualquier edificio nos encontramos con aparatos que transmiten ondas.

Está claro que Internet es un signo del progreso que existe en este mundo; sin embargo, no tenemos por qué utilizarla de forma inalámbrica. Usar el cable nos da la misma función y no genera esas ondas tan malignas. Y por supuesto en la noche o en momentos del día en que no vayamos a utilizar Internet, es altamente recomendable para nuestra salud apagar el router.

Pero ¿qué dice la ley al respecto?

Por si fuera poco en España, como en otros tantos países, no hay regulaciones relevantes para este tema. Todos los aparatos emiten una determinada potencia. En España la ley permite emitir 400 microvatios por centímetro cuadrado, una auténtica barbaridad y totalmente innecesaria. Algunos países como Nueva Zelanda solo permiten 0,01 microvatios, otros como Australia solo 0,001 y esto ya es suficiente. No tienen problemas de cobertura ni de señal y el Wi-Fi les funciona perfectamente. Teniendo en cuenta que a partir de 0,1 microvatios ya es nocivo para la salud, ¡reflexionemos! Al menos apaguemos el Wi-Fi por la noche.

Es casi un hecho que desconocías algunos de estos datos, ¿no? Comenta con nosotros si es así y comparte con tus amigos, quizá ellos tampoco se han enterado de los efectos nocivos de la Internet inalámbrica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here