Para comer sano no hace falta privarse de ciertos alimentos, solamente alcanza con combinarlos de manera saludable. Por eso, aquí te presentamos cómo hacerlo.

No existen los alimentos malos

Los alimentos no son malos en sí mismos, todos tienen ventajas y desventajas que hay que saber descubrir. No hay nada de malo en comer una milanesa, una porción de papas fritas o un huevo frito sin los combinamos con otros alimentos naturales. Lo que no es saludable es comer estas tres cosas juntas.

Mientras más colorido, más sano

Un axioma en el mundo de la alimentación saludable es que mientras más colores veamos en el plato, más saludable será el mismo.

peppers

Esto se basa en que para lograr la variedad de colores debemos conformar el plato con diferentes alimentos, y los que más colores presentan son los vegetales. La carne viene en dos colores, roja o blanca, pero los vegetales presentan un amplio arco iris de tonos, desde las hojas verdes de la lechuga hasta el violeta de la remolacha.

Lo mismo, pero de otra forma

Otra manera de hacer más saludables los platos es preparar los alimentos que solemos consumir, pero de diferente manera. Por ejemplo, se pueden asar las carnes al horno o a la plancha, en lugar de freírlas. Otro cambio puede ser al cocinar huevos fritos; en lugar de hacerlos en una sartén llena de aceite, usar una vacía con solo unas gotas para evitar que se pegue.

También se pueden usar cortes de carne con hueso, para que la porción que uno efectivamente coma sea menor, y completar con una guarnición de vegetales más abundante, así comerás los mismos alimentos con el mismo sabor, pero en cantidades más beneficiosas para el organismo.

Intercalar las bebidas

Podemos consumir cualquier tipo de bebida, pero manteniendo una cantidad razonable. Por ejemplo, no tomemos gaseosa o bebidas azucaradas ni bien llegamos a casa. Dejémosla para la cena y consumamos agua hasta que nos sentemos a comer.

glass2

Llevar una alimentación saludable no de considerarse como algo complejo o como un sacrificio; simplemente hay que ir buscando los pequeños cambios que ayudan al cuerpo, sin que tengamos que resignar los sabores que tanto nos gustan. La combinación de alimentos es uno de los primeros pasos.

No es difícil combinar alimentos saludables solo hay que querer hacerlo. ¡Adelante!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here