Ya todos sabemos lo importante que es cuidar el medio ambiente, pero con frecuencia nos olvidamos de cómo hacerlo. Así que aquí te propongo algunas ideas para poner nuestro grano de arena en este enorme reloj.

Como dijo alguna vez un pensador famoso: “Cambiando yo primero, cambian los demás”. Acompáñame en este post para que veas lo fácil que es proteger nuestro planeta y nuestra vida.

Pequeñas acciones, grandes resultados

Una de las pequeñas cosas que podemos hacer para mantener este pensamiento es primero que nada, querer hacerlo. Con frecuencia nos cuesta porque decimos que no tenemos tiempo, pero hay cosas sencillas y muy rápidas que sí las podremos llevar a cabo de manera simple:

write

Utilizar laptops u ordenadores portátiles en vez de computadores de hogar es algo que ayuda en el sentido de consumir menos energía. Al emplear estas computadoras, solo estaríamos utilizando la mitad de lo que consumiríamos con grandes ordenadores de escritorio.

La reutilización de materiales es muy importante. Esto lo vemos más que nada en las empresas o en nuestros trabajos cuando se imprime algún documento que no salió bien y lo terminamos desechando. Tratemos de reutilizar estas hojas, así evitamos que la producción de papel se incremente y, por lo tanto, también la tala de árboles con este fin.

Eliminar la publicidad no deseada en nuestros correos es un paso. Es algo fácil y se logra llamando directamente a la empresa o viendo catálogos on-line.

mailbox

Controlar la temperatura de tu hogar con un termostato; esto evita el uso excesivo de energía en aires acondicionados y calefactores.

Evitar utilizar la secadora es otra cosa que podemos implementar. Dejemos que nuestra vestimenta se seque por sí sola, colgándola en cuerdas y al aire libre. Al igual que el uso de la lavadora; pongamos a lavar nuestra ropa en carga máxima y así evitamos lavar dos o tres veces en vez de solo una, contribuyendo de esta manera a también ahorrar agua.

Cerremos el grifo de agua si no la utilizamos, y si la canilla o algún caño posee una fuga, debemos tratar de arreglarla lo más pronto posible. En caso de no poder, pongamos cubetas para reutilizar el agua que se ha escapado para, por ejemplo, regar las plantas y flores de nuestro jardín.

Evitemos ingerir productos de altos contenidos químicos; de esta manera, las empresas disminuirán sus producciones y también no consumir estos productos es bueno para nuestra salud.

Utilicemos productos biodegradables. Este es un punto importante, ya que los materiales que no lo son tardan largos periodos de tiempo en degradarse, produciendo más contaminación en el planeta.

Pensemos en verde para que nuestros hijos nos lo agradezcan. El planeta es de todos y todos debemos cuidarlo. El reciclaje también juega un papel importante: separar vidrios, plásticos, papel y desechos para que se puedan reutilizar y así poner en movimiento nuestra mente para ayudar.

¿Qué te parecen estas sencillas recomendaciones? Fáciles, ¿verdad? Entonces, ¿qué dices?, ¿contamos contigo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here