Si queremos ayudar a tener un mejor planeta y, a la vez, deseamos ahorrar en las facturas del hogar, hay una gran cantidad de maneras a través de las cuales podemos conseguirlo.

Crear nuevos hábitos de ahorro es una excelente solución. Aquí te presentamos tres buenas opciones que también apoyarán, sin duda, a la conservación del planeta. Esperamos que puedas ponerlos en práctica y disfrutar de sus positivos beneficios.

Consejos para ahorrar a la hora de comprar

  • Compra y cocina solo los alimentos que vas a consumir: parece que es un poco difícil, pero si lo logras practicar, generarás un gran impacto al no promover la acumulación de gran cantidad de residuos que se forman con los restos de la comida y, al mismo tiempo, tu presupuesto familiar se verá reducido al gastar el dinero justo y necesario para comprar la comida que realmente consumes. ¿Cuántas veces llenamos la nevera y los estantes de comida de cantidad de alimentos que no consumimos y que luego tenemos que botar a la basura, porque están descompuestos o se ha sobrepasado la fecha de caducidad? Cada vez que limpias y tiras gran cantidad de comida, es dinero lo que estás botando a la basura y, además, promueves la acumulación de residuos en el ambiente, que se traducirá en mayores problemas ecológicos en el mundo.

habitosdeahorro2

  • Compra de ropa: las fábricas de ropa usan una gran cantidad de energía para mantenerse operativas. Si solo compráramos la ropa y los accesorios que verdaderamente vamos a utilizar, disminuiríamos el impacto que tienen estas fábricas en nuestro medio ambiente. Pero ¿te atreverías a revisar tu clóset ahora y sacar de allí todo lo que no usas? Este es un muy buen hábito para ser conscientes de nuestra forma de consumir y del poder que tenemos de decidir reciclar todo lo que no usamos, regalándolo por ejemplo a personas en nuestra comunidad que sí puedan darle el uso adecuado. Ésta es una práctica de generosidad que tendrá sin duda un alto impacto en el planeta.

habitosdeahorro3

Ayuda a la naturaleza desde tu hogar

  • Ahorro de agua: el agua es uno de los elementos que más necesitamos para poder vivir. Si no lo crees, puedes probar estar un día sin agua. Piensa que hay muchas personas que no tienen este bien y nosotros, en muchas ocasiones, lo desperdiciamos. Es mejor que cuando te laves las manos o los dientes, cierres el grifo mientras lo haces.

A simple vista estos consejos parecen muy obvios, y por eso a veces los desestimamos y decimos “eso ya lo sabía”, pero el impacto real de estos hábitos de ahorro está en su práctica. Te animamos a que sigas buscando toda la información que puedas con el fin de reciclar todo lo que ya no uses y consumir menos productos que no sean renovables. Te darás cuenta de cuánto puedes ahorrar y de seguro tomarás luego mejores decisiones de consumo a favor de nuestro planeta. ¿Quieres practicar estos buenos hábitos? Anímate, es sencillo y tú puedes lograrlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here